الـعـربية Español Français English Deutsch Русский Português Italiano
viernes, 26 de noviembre de 2021
Discursos Reales

Rabat, 30 jul 06. SM el Rey Mohammed VI se ha felicitado de "la comprensión y la armonía hallados por la iniciativa marroquí, ante los países y las organizaciones influyentes en las Naciones Unidas" a la iniciativa marroqui relativa a la concesion a las provincias del Sur de un estatuto de autonomia en el marco de la soberania del Reino.

En un mensaje dirigido hoy a la nacion con motivo de la Fiesta del Trono, SM el Rey ha dicho que estos paises y estas instancias "están convencidos de la credibilidad de nuestra petición y del equilibrio de nuestra postura, para adoptar una solución política negociada y definitiva" a la cuestion del Sahara.

He aqui el texto integro del discurso real:

"Loor a Dios,  la oración y el saludo sean sobre nuestro señor Enviado de Dios, su familia y compañeros

Querido pueblo

He considerado oportuno hacer del Discurso que hoy te dirijo, con ocasión de la Gloriosa Fiesta del Trono, que coincide con el cincuentenario de la Independencia, un discurso de afianzamiento y renovación de la confianza. En primer lugar, con respecto a nosotros mismos y a nuestra identidad, a fin de protegerlas; en segundo lugar, con relación a las capacidades y logros, con el deseo de consolidarlos y desarrollarlos; y en tercer lugar, de cara al futuro, con el objetivo de caminar hacia el mismo con resolución y valentía.

Al examinar, con total orgullo, la riqueza del balance de las etapas que hemos recorrido a lo largo de esta carrera, materializado en las realizaciones llevadas a cabo por nuestro país, con relación a las obras que Hemos iniciado, a las iniciativas y reformas que Hemos lanzado, así como a las esperanzas y expectativas que Nos animan, no se le hallará como correspondiente sino Nuestra sólida convicción de que la base de todo cuanto Hemos realizado se asienta fundamentalmente en la transparencia de la visión organizativa de Nuestro proyecto de sociedad, en la fuerza de Nuestra voluntad para establecer sus bases y en la solidez de Nuestra confianza en nuestra identidad, en nuestras posibilidades y en nuestro futuro.

Querido pueblo,

La fidelidad a nuestra historia y nuestro permanente empeño por arraigar la confianza en el presente y futuro de nuestra nación, se han materializado de manera muy clara en las distintas manifestaciones y celebraciones oficiales y populares con ocasión de las bodas de oro de la independencia y del transcurso de 50 años desde la creación de nuestras Fuerzas Armadas Reales, que nuestro país ha vivido a lo largo de todo el año pasado.

Asumiendo con orgullo nuestra historia, ensalzando sus hazañas, materializando la sólida cohesión entre el pueblo y el Trono, y con permanente fidelidad a sus símbolos, rememoramos con todo engrandecimiento la efemérides del Héroe de la Liberación, Nuestro Venerado Abuelo, Su Majestad el Rey Mohammed V, Dios le acoja en Su Inmensa Misericordia, y con igual enaltecimiento, el alma del Edificador del Marruecos moderno, Nuestro llorado Padre, Su Majestad del Rey Hassan II, Dios le tenga en Su Gloria.

Del mismo modo, rezamos por el eterno descanso del alma de nuestros combatientes y de nuestros gloriosos mártires, que ofrecieron sus vidas por el honor de Marruecos, defendiendo sus valores sagrados y sus fronteras. En este contexto, queremos expresar Nuestra amplia satisfacción y Nuestros elevados elogios a Nuestras Fuerzas Armadas Reales, a la Gendarmería Real, a la Seguridad Nacional, a las Fuerzas Auxiliares y a la Protección Civil; todas ellas presentes en los distintos puntos de la Patria, velando por la seguridad y tranquilidad de los ciudadanos.

Querido pueblo,

Dada la confianza que tenemos en nosotros mismos y en el futuro de nuestro país, Hemos querido marcar una pausa, con todo valor y objetividad, para proceder a la lectura de todas las páginas de nuestro pasado, con el objetivo de detectar, esencialmente, los puntos fuertes de nuestro proceso de desarrollo, así como aquellos otros que acusan debilidad, a fin de sacar las lecciones para poder afianzar sus rumbos futuros con plena confianza y claridad.

En este sentido, hemos otorgado Nuestro acuerdo para que se publique el informe final de la Instancia Equidad y Reconciliación, con lo que Hemos pretendido afianzar Nuestra confianza en nosotros mismos. Por otra parte, Hemos encargado al Consejo Consultivo para los Derechos Humanos el seguimiento y la puesta en práctica de las recomendaciones de este informe, así como hemos promulgado Nuestras órdenes a las autoridades públicas, cada cual dentro del ámbito de su competencia, para facilitar la realización de esta tarea, lo que nos permitirá consolidar el Estado de derecho y realizar la equidad.

En este mismo contexto, Hemos recibido el informe preparado por un grupo de personalidades intelectuales y científicas nacionales, que, a la luz de la evaluación de las etapas atravesadas por nuestro país, en el ámbito del desarrollo humano, durante el medio siglo que acaba de transcurrir, tiene por finalidad profundizar el debate general sobre las políticas públicas nacionales que podrán ser seguidas en el horizonte de las dos décadas venideras.

Así pues, partiendo de esta orientación, segura y decisiva, hacia el futuro, así como del espíritu patriótico sincero, y apoyados en la unanimidad nacional, Hemos tomado una serie de decisiones y adoptado numerosas iniciativas, durante el año pasado, con el fin de propulsar el arreglo definitivo de nuestra principal causa nacional.

De este modo, tomamos la decisión de presentar una propuesta acerca de otorgar a nuestras provincias del sur, una autonomía, en el seno de la soberanía del Reino y de su unidad nacional y territorial. En este asunto consultamos con los partidos políticos. Queremos poner de manifiesto la armonía y el compromiso sinceros que han manifestado y que cristalizan la voluntad de los distintos componentes de Marruecos, para pasar definitivamente la página de este expediente y dedicar todos sus esfuerzos y capacidades a la marcha del desarrollo global, y a propulsar la edificación de la Unión magrebí, en tanto que opción irreversible, ya que corresponde a la prudencia más absoluta, a la lógica histórica y a la fatalidad del futuro.

En la querida ciudad de Laayún, anunciamos la instalación de la nueva composición del Real Consejo Consultivo para los Asuntos Saharauís, con responsabilidades ampliadas, que le permiten integrar constantemente a todos los componentes activos de nuestras provincias del sur. A este consejo, Hemos encargado elevarnos su concepción acerca del gobierno autonómico, así como proponernos las distintas iniciativas capaces de realizar el desarrollo económico, social y cultural de estas queridas partes de nuestra patria. Por otra parte, Hemos insistido para que esta institución permanezca abierta a todas las sensibilidades y corrientes, expresando las aspiraciones de todos los hijos de la zona, tanto de aquellos establecidos en nuestras provincias del sur, como de los que volvieron a la patria; una patria siempre clemente y misericordiosa.

Es realmente un motivo de Nuestro orgullo, registrar la comprensión y la armonía hallados por la iniciativa marroquí, ante los países y las organizaciones influyentes en las Naciones Unidas, que están convencidos de la credibilidad de nuestra petición y del equilibrio de nuestra postura, para adoptar una solución política negociada y definitiva a esta cuestión. Vamos a permanecer movilizados a fin de cristalizar esta iniciativa, en un marco de amplia asociación y credibilidad. Tampoco vamos a vacilar un instante en coger de la mano a aquellas personas de buenas intenciones, e invitar a una liberación sincera del futuro común con nuestros vecinos.

Querido pueblo,

Nuestro fuerte empeño de preservar nuestra unidad nacional y territorial, asentado en los sólidos vínculos de la confianza intercambiada entre el Trono y los distintos componentes de la Nación, sólo es equiparable a Nuestra decisión de consolidar el edificio democrático, de afianzar el Estado de derecho y de la ley, y continuar la marcha del desarrollo que capitaneamos, confiados en la concomitancia y complementariedad de los procesos democrático y de desarrollo.

De ahí, querido pueblo, Nuestra permanente perseverancia en generalizar el sentimiento de confianza en todos los ámbitos de la vida nacional: una confianza entre los actores políticos, organizada por las instituciones y garantizada por las leyes; una confianza, en el país y en sus posibilidades, capaz de liberar las energías y de estimular la iniciativa y la participación eficaz en la operación de desarrollo; o sea, una confianza mutuamente intercambiada.

Gracias a Dios, hemos conseguido realizar reformas esenciales y decisivas en el ámbito institucional y político, que inyectaron un nuevo espíritu y un contenido destacado a la experiencia democrática de nuestro país. Hoy, aspiramos a consolidar el ejercicio democrático normal, con todo cuanto ello requiere como compromiso y responsabilidad, de todos los actores políticos.

Por otra parte, en el marco de Nuestras atribuciones constitucionales, en el dominio de las garantías de un funcionamiento correcto de las instituciones y de la protección de los derechos individuales y colectivos, no vamos a dejar de emprender todas las vías de la reforma y tomar las medidas que requiere la etapa y el interés supremo de la Nación, en armonía con la unanimidad nacional.

En este contexto, querido pueblo, en el curso del año venidero, con total confianza en tus élites, en tu juventud y en el futuro de tu país, vas a conocer nuevos y decisivos comicios electorales, que deseamos sean un ejemplo de aquellos que anhelamos, en el dominio de la consolidación del ejercicio democrático, basado en el voto y decidido por sus resultados.

Las próximas elecciones legislativas van a constituir otra prueba de nuestra experiencia política y de la solidez de nuestra opción democrática. Por ello, todos debemos considerar, en primer lugar, que estas elecciones representan una valiosa oportunidad para expresar tu voluntad y ejercer tu derecho constitucional y tu deber nacional. Así pues, la democracia no puede tener un contenido sin la participación en las elecciones y eligiendo los electores a sus representantes, y por consiguiente, sacar la mayoría que tendrá que asumir la responsabilidad de administrar los asuntos públicos. De ahí que la expresión del voto constituye un testimonio, e incluso una prenda confiada que debe ser restituida.

Dentro del mismo contexto, Hemos recibido con enorme consideración e interés, las reacciones positivas y las propuestas constructivas, en relación con nuestra decisión de otorgar a nuestros ciudadanos residentes en el extranjero, el derecho de representación en el parlamento.

Así pues, preocupados por permitir la participación a los miembros de nuestra comunidad en el extranjero, con el fin de tomar parte en la vida política, económica y cultural de nuestra Nación, Hemos querido empezar, en el curso del próximo año, asentando el Consejo Superior de la Comunidad Marroquí en el Extranjero, de acuerdo con una composición en la que se cumplan la competencia, la credibilidad y la representatividad, en paralelo con la continuación del estudio de las distintas propuestas, y profundizando la reflexión sobre las vías más eficaces para llevar a la práctica Nuestra Real Decisión acerca de este tema.

Todo el mundo ha tener claro que las elecciones no constituyen una finalidad en sí mismas, sino un medio para afrontar los grandes retos de la Nación y hallar las soluciones concretas a los verdaderos problemas de los ciudadanos que, por otra parte, no deben permanecer hipotecados por las batallas electorales. Por tal razón, exhortamos a todos los actores socioeconómicos a proseguir sus esfuerzos y asumir plenamente sus responsabilidades, sin que en ellos influyan las circunstancias electorales.

Así pues, de este modo, esperamos que el año que nos separa de los comicios electorales, sea un año fértil y fructífero, pródigamente marcado por destacadas pautas de debate democrático, y sobre todo de esfuerzo constructivo, para lanzar una nueva generación de reformas y proyectos, que vendrán a consolidar los logros y aportar un nuevo impulso para mejorar nuestros índices socioeconómicos.

Este es un año que también coincide con el transcurso de tres décadas del establecimiento del Pacto Social de 1976, revisado y mejorado en 2002. Así pues, esta es una ocasión que debemos considerar como una etapa para evaluar nuestra experiencia en el ámbito de la democracia local, a fin de poder apreciar la ampliación que deseamos del espacio del ejercicio democrático y la realización de la eficiencia de las políticas y programas públicos.

En este contexto, debemos aportar un nuevo impulso al proceso de descentralización y regionalización, obrando por que la gestión desconcentrada, en tanto que elemento concomitante de la opción de descentralización, se convierta en base fundamental de todos los sectores públicos, y en elemento necesario para la buena gobernanza territorial.

Querido pueblo,

Si hay algún dominio que requiere la consolidación y la fuerza de la confianza, éste es justamente el del desarrollo económico y humano, que Hemos convertido en potente base para el edificio de la democracia.

Así pues, gracias a las reformas económicas, a los grandes proyectos estructurantes que Hemos lanzado y a la adopción de los principios de la buena gobernanza, nuestro país ha logrado la confianza de sus socios financieros, inversores y actores económicos. Con satisfacción registramos el incremento de su presencia y de su participación en las grandes obras emprendidas por Marruecos, así como el papel que desempeñan en la dinamización de la inversión y en la creación de puestos de trabajo.

Esta activa movilidad del desarrollo, no hace sino reforzar Nuestra voluntad de seguir adelante con la marcha de la construcción de una economía moderna y competitiva, integrada en la economía mundial, y que aprovecha las posibilidades ofrecidas por la sociedad del saber, para acelerar el ritmo de crecimiento y estar presente en los mercados internacionales y en los ámbitos nuevos y con valor añadido mundial. Esto mismo es lo que hemos llevado a cabo, al centrar el interés sobre determinados sectores punteros, como el turismo y las actividades industriales, agrícolas y de servicios, o sobre aquellos otros en que poseemos ventajas competitivas. Idéntico interés hemos puesto en la habilitación de nuestro sector productivo y en la reestructuración del sector de la artesanía, que sigue constituyendo una fuente importante para el empleo, además del papel que desempeña en el desarrollo.

En el mismo marco, la confianza que depositamos en nuestro economía nacional y en nuestras posibilidades, se refleja también a través de los esfuerzos consentidos por el Estado, a fin de multiplicar el número y la calidad de las infraestructuras del Reino, ya se trate de aquellas requeridas por la competitividad internacional y regional, como las autopistas, los grandes puertos y las estaciones turísticas costeras, o de aquellas otras, necesarias para la obligada habilitación social y territorial, como es el programa de la vivienda social, el agua potable, la electrificación y los caminos rurales.

Partiendo de Nuestra inquebrantable fe en el papel cualitativo que posee la investigación científica y técnica al servicio del desarrollo, para acceder a la sociedad del saber y de la tecnología, Hemos presidido la instalación de la Academia Hassan II de Ciencias y Técnicas, con la seguridad de la riqueza que encierra nuestro país en lo que a las capacidades nacionales se refiere, tanto dentro como fuera de Marruecos, y de su verdadero compromiso de contribuir eficazmente en la edificación del futuro de su país.

Conscientes de que el despegue socioeconómico sólo se podrá realizar cuando se liberen amplios sectores de ciudadanos marroquíes de la pobreza, de la exclusión y de la marginación, así como de todo aquello que impide su participación social, sobre el mismo pie de igualdad con los demás y gozar de sus derechos y cumplir con sus deberes, Hemos hecho de la liberación de las energías y posibilidades de nuestro país, así como de la cohesión y solidaridad social, una base para la realización del desarrollo económico global.

En este marco, y tras un año de su lanzamiento, expresamos Nuestro orgullo por cuanto ha realizado la Iniciativa Nacional para el Desarrollo Humano, como prometedores proyectos de desarrollo, así como por la destacada participación de los ciudadanos, de sus representantes y de los actores de la sociedad civil, en aquellos programas suyos, que encierran la posibilidad de corregir las disparidades sociales y medioambientales.

Así pues, siempre Hemos insistido, en todas las ocasiones en que a ti Nos dirigimos, querido pueblo, sobre el carácter estratégico y urgente de la cuestión de la educación y de la formación. Por lo tanto, de nuevo exhortamos a todos los actores sectoriales y a las fuerzas vivas de la Nación, así como a todos los ciudadanos y a todas las personas celosas por el futuro de la escuela marroquí, a incrementar su movilización a fin de aportar el éxito al proceso de reforma educativa y afrontar las dificultades que encuentra. Con este objetivo, Hemos procedido al establecimiento del Consejo Superior de la Enseñanza, del que queremos hacer un espacio para la consulta y para el diálogo, y una verdadera cristalización del tratamiento de la cuestión de la educación y de la formación, en tanto que asunto que interesa a todos los marroquíes sin excepción. Desde este punto de vista, consideramos que ya es hora para zanjar de una vez este expediente, otorgándole el fuerte impulso que requiere la etapa, el contenido que necesita el deber de la habilitación de nuestro capital humano y la preparación de un futuro mejor para nuestros hijos.

Querido pueblo,

Las distintas opciones estratégicas nacionales coinciden, de manera fundamental, con nuestros compromisos internacionales, dentro de una armonía entre nuestra política interior y exterior, lo que conduce al desarrollo democrático de nuestro país a consolidar su radiación regional e internacional.

En este contexto, buscamos siempre desarrollar programas concretos con los países africanos hermanos, basados en la solidaridad y en el reparto de la experiencia, y respondiendo a las necesidades precisas de los habitantes.

La primera conferencia ministerial euroafricano sobre la emigración y el desarrollo, se considera como otra expresión de este espíritu de compromiso en nuestro entorno africano, así como una fuerte confirmación de la necesidad de tratar las cuestiones de la emigración mediante un enfoque global y con un espíritu de responsabilidad común y de desarrollo compartido.

Por otra parte, el sincero aferramiento de Marruecos a los derechos humanos, tal y como son reconocidos universalmente, y los grandes logros conseguidos en este ámbito, le han granjeado el reconocimiento internacional a través de la elección de nuestro país en el nuevo Consejo de los derechos humanos, dependiente de las Naciones Unidas, así como de su elección a la vicepresidencia del mismo, en nombre de nuestro continente africano.

Así pues, la confianza y la credibilidad de que goza Marruecos, tanto a escala regional como internacional, hacen del mismo un socio activo en el proceso de paz en Oriente Medio, a pesar de las dificultades que se encuentran. En este contexto, queremos expresar Nuestra extrema preocupación por el grave desarrollo que conocen los territorios palestinos ocupados, así como nuestra fuerte condena de las flagrantes agresiones llevadas a cabo por la maquinaria militar israelí contra los ciudadanos palestinos, contra sus instalaciones vitales y contra sus instituciones.

Frente a tales desafíos y hostilidades, nuestros hermanos palestinos deben conseguir mayor cohesión y consolidar la concordia y la unidad nacionales.

Exhortamos a la comunidad internacional, y sobre todo al Cuarteto que patrocina la operación de paz en Oriente Medio, a consentir sus máximos esfuerzos para poner fin a esta crisis y volver a la mesa de las negociaciones, ya que es la única vía para establecer una paz justa, global y permanente, que asegure a todos los pueblos de la región, una coexistencia, lado a lado, dentro de la paz y de la concordia, y garantice al pueblo palestino hermano la recuperación de sus derechos legítimos y el establecimiento de su Estado independiente y viable, con su capital en la ciudad santa de Al Qods, en aplicación de las decisiones de la legalidad internacional, de la “Hoja de ruta” y de la Iniciativa de Paz Árabe.

En Nuestra calidad de Presidente del Comité Al Qods, no vamos a escatimar esfuerzo alguno a favor de la preservación de la ancestral identidad histórica de esta ciudad santa, en tanto que tierra de coexistencia entre las confesiones celestes, tanto en los foros internacionales, como a través del aporte de un nuevo impulso a la Agencia de Bayt Mal Alqods Asharif, exigiendo a la comunidad internacional la asunción de todas sus responsabilidades para poner fin a las violaciones que sufren los santos lugares y respetar el estatuto legal de la ciudad santa de Al Qods.

En la misma medida en que insistimos sobre la necesidad de proseguir los esfuerzos, a fin de hallar una solución global al conflicto árabe israelí, condenamos sin paliativos la agresión israelí sobre el Líbano hermano, así como el uso excesivo de la fuerza militar contra el mismo por Israel, destruyendo sus infraestructuras y sus construcciones vitales. Por otra parte, el Reino de Marruecos rechaza el recurso a la violencia y a la violencia contraria, así como todas las operaciones dirigidas contra los ciudadanos inocentes, estén donde estén.

Al expresar Nuestra creciente preocupación ante estos dramáticos desarrollos, hacemos una llamada a la Organización de las Naciones Unidas para que tome firmes medidas capaces de evitar los peligros de una escalada y de extensión de las operaciones militares en la región, y ponga fin a las violaciones del derecho y de los acuerdos internacionales.

Con la misma voluntad sincera, Marruecos apoya todos los esfuerzos tendentes a ayudar al país hermano del Irak para superar su dramática situación y construir sus instituciones nacionales que le podrán permitir la recuperación de la seguridad y la estabilidad, así como el desarrollo de su pueblo, dentro del total respeto de su unidad nacional y territorial.

Por otra parte, Hemos obrado durante este año por afianzar nuestro partenariado estratégico con la Unión Europea, por lo cual expresamos nuestra satisfacción ante la excelente y eficaz aplicación de los distintos aspectos del plan de acción adoptado sobre este tema. Es deseo nuestro que el mismo continúe progresando en el sentido de la generación de un partenariado fuerte, renovable y multiforme, capaz de alzar nuestras relaciones con la Unión Europea al nivel del “estatuto avanzado” propuesto por Nuestra Majestad.

Con idéntica visión y vitalidad, proseguimos nuestros esfuerzos a fin de intensificar y diversificar nuestras relaciones de partenariados constructivos con el resto de los países europeos, americanos y asiáticos, conforme a una dinámica aperturista, integrada y armoniosa.

Así pues, partiendo de nuestra fe en la paz, en la solidaridad y en el partenariado, desplegamos el máximo de nuestros esfuerzos, con toda decisión y claridad, para construir el edificio de la Unión del Magreb Árabe, en consideración de los arraigados vínculos fraternales, así como de la unidad histórica, cultural y de destino que unen a nuestros pueblos hermanos, dada la inevitable unidad y complementariedad, que se han convertido en imperiosa necesidad en la actual coyuntura internacional. Vamos a permanecer fieles al texto y letra del fundador acuerdo de Marraquech que busca la complementariedad y la integración, en el seno del respeto de las especificidades y valores constantes nacionales de cada uno de los cinco países, así como dentro de una ambiciosa apertura de nuestra zona sobre sus vecinos regionales y sus socios internacionales.

Querido pueblo,

Lograr los retos actuales y futuros de Marruecos, es tributario de la total confianza que debemos tener en nosotros mismos, con la plena convicción de que a pesar de todo tipo de dificultades, nuestro futuro permanecerá en nuestras manos.

Por ello, en tanto que pueblo de una ancestral historia, debemos estar sólidamente confiados en el buen sentido de nuestras opciones y ser totalmente orgullosos de los firmes pasos que damos por el camino del desarrollo y de la democracia. Por otra parte, nuestras élites políticas e intelectuales, así como nuestros actores asociativos y económicos, deben dar el ejemplo, mediante su sincero compromiso con las cuestiones y ambiciones de la Nación, y también con su permanente participación en las obras de desarrollo de nuestro país.

La confianza de los marroquíes en su país, en sus conciudadanos, en su Estado y en las instituciones del mismo, así como la adopción de las virtudes del esfuerzo y de la incansable perseverancia son el camino inevitable para liberar el futuro y abrir sus horizontes. He aquí, de manera básica, los pilares de nuestra inmunidad y de nuestra fuerza para afrontar las dificultades y escollos que se pueden interponer en nuestra marcha.

Así pues, querido pueblo, tu fe en tu identidad nacional unitaria, rica por la variedad de sus afluentes, así como tu fe en el futuro, en sus posibilidades y en tu proyecto nacional; ha de ser sólida e inamovible por tu compromiso con tu marcha y con los plazos que juntos hemos acordado, a favor de un Marruecos solidario y desarrollado.

En la misma medida en que tenemos fe y confianza en la vitalidad de la sociedad marroquí, mujeres y hombres, y en especial en su juventud, queremos renovarte, querido pueblo, Nuestro compromiso que emana de los sólidos vínculos que a ti Nos unen así como unen al pueblo y al Trono, para velar por tus intereses supremos. De la misma manera tiene lugar Nuestra sincera Voluntad de dirigirte por el camino de la dignidad y del progreso. He aquí Nuestra Voluntad que no flaquea y Nuestro compromiso que no se debilita. Esto, con la ayuda de Dios, es poco para Nuestra Nación.

 ¡Señor mío! ¡Concédeme la sabiduría! ¡Reúneme con los justos!
¡Dame una lengua verídica entre las generaciones postreras!
(sagrado Alcorán)

El saludo, la bendición de Dios el Altísimo, y sus gracias, sean con vosotros".


Página 36 de 36Primero   Anterior   27  28  29  30  31  32  33  34  35  [36]  Siguiente   Ultimo   

  
  Copyright © CORCAS 2021