الـعـربية Español Français English Deutsch Русский Português Italiano
lunes, 01 de junio de 2020
Artículo

La embajada de Marruecos en Sudáfrica refutó, este martes, las alegaciones difundidas por el Ministerio de Relaciones Internacionales y Cooperación sudafricano (DIRCO) sobre la integridad territorial de Marruecos.



Basándose en hechos jurídicos, políticos e históricos irrefutables, la Cancillería subrayó, en un comunicado destinado a los medios de comunicación, las evidencias y las verdades que demuestran la legitimidad de la causa de la integridad territorial del Reino.


Desmontando punto por punto las fábulas fantasiosas contenidas en un comunicado publicado el lunes por DIRCO en respuesta a un artículo publicado por la Agencia de Prensa Marroquí (MAP) sobre la posición sudafricana acerca de la cuestión del Sáhara marroquí durante una sesión informativa de la Secretaría de la ONU sobre esta cuestión, la embajada subrayó, primero, el carácter inapropiado, erróneo y falaz de la argumentación sudafricana que califica el Sáhara marroquí como "la última colonia en África".


Se trata de una alegación totalmente contraria a la realidad sobre el terreno tal como es establecida, a lo largo de los años, por las Naciones Unidas, que gestiona de manera exclusiva el dosier del conflicto regional creado de cabo a rabo en torno a la integridad territorial de Marruecos, indica la embajada.


En el plano jurídico, la embajada recuerda que cerca de 70 resoluciones del Consejo de Seguridad y no menos de 120 informes de los diferentes secretarios generales de la ONU sobre la cuestión no incluyen ninguna referencia al Sáhara marroquí como "territorio ocupado" o a Marruecos como "fuerza de ocupación", recuerda la embajada, subrayando que las alegaciones de DIRCO sobre este punto representan claramente una opinión política e ideológica que carece de todo fundamento jurídico.

La representación diplomática marroquí subraya que las provincias del sur han sido siempre parte integrante del territorio marroquí mucho antes de la era colonial. Numerosos tratados firmados en los siglos XVIII y XIX se mencionan para atestiguar esta realidad que parece escapar a las mentes amnésicas.

La Corte Internacional de Justicia (CIJ), citada en las aproximaciones de DIRCO, había subrayado en una opinión consultiva emitida el 16 de octubre de 1975, que la región del Sáhara marroquí no era en el momento de la colonización española en 1884 una "terra nullius", y que existían vínculos de pleitesía entre el Rey de Marruecos y las tribus de la región.

La embajada de Marruecos en Pretoria subraya, por otra parte, que la evolución política del dosier refuerza a Marruecos en la legitimidad de su causa nacional. La mayoría de los países del mundo expresan su apoyo a los esfuerzos de Marruecos para resolver este diferendo regional, en particular mediante la Iniciativa de Autonomía bajo soberanía marroquí.

Quienes ignoran estas realidades históricas, jurídicas y políticas del Sahara marroquí intentan, en vano, reescribir la historia a través de una narrativa falaz sin ningún futuro.

Como miembro electo del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para África, Sudáfrica está llamada a reflejar las posiciones africanas, prosigue la embajada, subrayando que el alineamiento ciego con las posiciones de Argelia y los separatistas del "polisario" es un golpe fatal a la legitimidad de tal actitud.


El liderazgo continental pierde, en este caso, su esencia, su imparcialidad y su responsabilidad, señala la Cancillería, recordando que la exclusividad del proceso de las Naciones Unidas está bien establecida por la Unión Africana en la Decisión 693 de la Cumbre de la Unión Africana celebrada en julio de 2018 en Nuakchot.


Abordando las inexactitudes de las declaraciones de DIRCO sobre el ejercicio del referéndum como una opción para resolver la cuestión del Sáhara marroquí, la embajada afirma que esta opción ha sido descartada por la ONU desde 2001.


En 2000, el ex secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, había concluido que esta opción no era aplicable, al tiempo que llamó a las partes a que trabajaran en pro de una solución política, recuerda la embajada, añadiendo que desde esa fecha, el Consejo de Seguridad llamó a las partes a llegar a una solución política mutuamente aceptable.


Por lo tanto, ninguna resolución del Consejo ha mencionado la opción del referéndum durante los últimos 21 años, observa la embajada, subrayando que las Naciones Unidas mantienen el impulso de este enfoque llamando a las partes, a saber, Marruecos, Argelia, Mauritania y los separatistas del polisario, a continuar las discusiones en el marco de las mesas redondas de Ginebra con miras a alcanzar una solución política realista, pragmática y duradera basada en la avenencia.


En todas las resoluciones adoptadas en este sentido, se destaca la preeminencia de la Iniciativa de Autonomía presentada por Marruecos como un plan serio y creíble, añade la embajada.


En cuanto a la sesión informativa del Consejo de Seguridad sobre el Sáhara marroquí, la embajada señaló que Sudáfrica propuso a la prensa un proyecto de elementos que no reflejaban el contenido de los intercambios en el Consejo, lo que fue rechazado por todos los demás miembros de la instancia de las Naciones Unidas, incluidos los dos miembros africanos del Consejo de Seguridad, una realidad que colocó a Sudáfrica en una situación de aislamiento, lo que la llevó a retirar su propuesta.


La cancillería concluye que para el pueblo marroquí, le guste o no a los enemigos de la integridad territorial del Reino, la cuestión del Sáhara no sólo es un punto en el orden del día del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, sino que representa efectivamente una injusticia histórica cometida contra el pueblo marroquí durante la recuperación de su integridad territorial. Es una cuestión intrínsecamente ligada a la dignidad y la soberanía del pueblo marroquí.




 

 El Sitio no es responsable del funcionamiento y del contenido de los enlaces electrónicos externos !
  Copyright © CORCAS 2020