الـعـربية Español Français English Deutsch Русский Português Italiano
miércoles, 26 de enero de 2022
Prensa audiovisual

D. Khalihenna Ould Errachid en una entrevista con la cadena regional de la televisión marroquí en Laayun, el 23 de mayo de 2006.


Periodista: Buenos días y bienvenidos, señores y señoras, en este encuentro especial con D. Khalihenna Ould Errachid, el presidente del Consejo Real Consultivo para los Asuntos del Sahara (CORCAS). Bienvenido señor presidente.

D. Khalihenna Ould Errachid:
Gracias. 

Pregunta: Señor presidente, tras la elección de los 9 delegados y la adopción del Estatuto Interior del Consejo, han llevado a cabo varias visitas a las ciudades y provincias del Sahara, seguramente han tenido la posibilidad de escuchar miles de preguntas e intervenciones a propósito de los problemas económicos y sociales de los ciudadanos. ¿Cómo valora Sr. Presidente dichas visitas? 
D. Khalihenna Ould Errachid: Fue un experiencia muy positiva, ya que nos permitió explicar a los ciudadanos las misiones del Consejo Real Consultivo para los Asuntos del Sahara (CORCAS), tal como ha recomendado Su Majestad el Rey Mohamed VI en el Dahir Jerifiano fundador del consejo. El objetivo era entrar en contacto directo con los ciudadanos a propósito de las competencias del consejo en materia de lucha a favor de la unidad territorial, la unidad nacional y el desarrollo económico, político, social y cultural. Asimismo hemos tenido debates sobres todos los temas que interesan a los ciudadanos de esta región. Fue un diálogo directo y sincero sobre la situación de los derechos humanos, y los prejuicios más allá de que sean verdaderos o falsos. Fue un diálogo constructivo y muy positivo. Hemos tenido debates con personas de todas las capas sociales, a saber, diputados, jóvenes y mujeres, y todos nos hablaron de sus problemas, que hemos escuchado atentamente y que serán incluidos en un plan de acciones, y formarán parte de las prioridades diarias del Consejo, cosa que ya hemos empezado, ya hemos dicho que el plan de acciones adoptado por el Consejo entró en aplicación. Todo el mundo tiene que saber que el Reino de Marruecos respecta la libertad de opiniones y la libertad de expresión. Nadie en Marruecos se encarcela a causa de sus opiniones. Sin embargo la libertad de opiniones es totalmente diferente de la violencia.   
     
Pregunta: Esto fue a nivel nacional. Luego han realizado visitas a Francia y a España y han encontrado varios militantes políticos y parlamentarios. ¿Cómo valora Sr. Presidente dicha experiencia? ¿Cómo fue recibido el proyecto?
D. Khalihenna Ould Errachid: Fue también una experiencia positiva y llena de éxitos. En Francia, hemos encontrado con partidos tanto de la mayoría como de la oposición, con grupos parlamentarios, representantes de la opinión pública, prensa, televisión, cadenas de radio, medios de comunicación y centros de estudios estratégicos de gran importancia en este país. En general, fue una visita muy positiva aunque no es de larga duración. En cuanto a nuestra visita a España, fue por supuesto exitosa. Hemos elaborado un diálogo sincero y constructivo con muchas instancias políticas, sobre todo, con el PSOE, el PP y los presidentes de los grupos parlamentarios del PSOE, el PP, y el partido catalán, además de reuniones con centros de estudios estratégicos, con la prensa y con los dos principales sindicatos del país, a saber,  el sindicato subordinado al Partido Comunista, llamado actualmente Izquierda Unida, y el sindicato subordinado a los socialistas. Nuestra visita a Francia y España fue también una ocasión preciosa para presentar el consejo, sus misiones, sobre todo, en lo relativo al proyecto de autonomía y la reconciliación con nuestros hermanos del Frente “POLISARIO”. En mi opinión esta visita tuvo mucho éxito y hemos recibido el apoyo de muchas personalidades para establecer las pautas de la paz, el diálogo y las negociaciones en la zona del Sahara.    
    
Pregunta: Sr. Presidente, tuvieron el martes pasado una reunión con la Delegación de las Naciones Unidas encargada de los asuntos de derechos humanos, en la sede del Consejo. ¿Cómo valora esta reunión y cómo le parecen las reuniones de la misma delegación con representantes de la sociedad civil y política de la zona, que se celebran en este momento en Laayun?
D. Khalihenna Ould Errachid: Nuestra reunión con esta delegación de especialistas en materia de derechos humanos fue marcada por la sinceridad. Hemos afirmado nuestro compromiso con las leyes y referencias de Marruecos y hemos reiterado que somos un país, donde, cuando se cometa un error en esta materia, el Estado toma las medidas necesarias para poner fin a similares situaciones.
Sin embargo, el asunto del Sahara y los derechos humanos están muy ligados al problema. El asunto de los derechos humanos no es un asunto separado del conflicto del Sahara. Por consiguiente, el objetivo del Consejo Real Consultivo para los Asuntos del Sahara, tal como nos ha encargado Su Majestad el Rey Mohamed VI, es lograr una solución a este conflicto del Sahara y olvidar el pasado doloroso de las violaciones de los derechos humanos que sea en Maruecos o en los campamentos. Separar a las familias es lo más grave en materia de los derechos humanos. La más grande de las violaciones de los derechos humanos que puede ocurrir al ser humano, es privarlo de su libertad individual, de su comportamiento personal, de la libertad de traslado, de poseer y disfrutar de sus bienes, y privar la libertad a sus familiares. Lo que no es nada de derechos humanos, es encontrar a viejos de 60 o 70 años, que no tienen nada en su propiedad. De esto hemos hablado con esta delegación.
Por consiguiente, la función de los derechos humanos es facilitar el arreglo de conflicto del Sahara, para poder superar esta situación que causa muchas decepciones. Fue esto lo que hemos solicitado. Ellos entienden perfectamente nuestra postura, y están convencidos de que el asunto de los derechos humanos forma parte de un todo, que abarca el desarrollo y el crecimiento, cuyo fin es el bienestar de los ciudadanos y la satisfacción de sus necesidades económicas, sociales y culturales, dejando al lado cosas inútiles.
En mi opinión fue una visita positiva. Ellos van a constatar durante su visita a Laayun, que nuestro país, es un país democrático, que permite a la gente de expresarse libremente, excepto de una cosa, que ningún estado democrático pueda aceptar, ningún país acepte que la libertad de expresión se convierta en violencia, y la delegación está de acuerdo con nuestra postura. Los que acuden a la violencia no gozan del interés de organismos similares, sobre todo, las de Naciones Unidas. Cada uno tiene el derecho de expresarse libremente. Hemos afirmado esta postura a la Delegación y hemos subrayado que tenemos contacto con jóvenes que tienen posturas e ideas diferentes, para explicarles nuestra postura e intentar convencerles que sus ideas no sirvan para nadie. 

Pregunta:
A propósito del diálogo Sr. Presidente, el último informe de las Naciones Unidas invita las partes a entrar en un proceso de negociaciones y diálogo directo, tras la imposibilidad de la alternativa de la guerra y del referéndum. ¿Cuáles entonces la estrategia del consejo para entrar en un proceso de diálogo con los separatistas del interior? ¿Cuáles la estrategia del Consejo para organizar negociaciones con el Frente POLISARIO?   
D. Khalihenna Ould Errachid: La estrategia del Consejo se basa en la reconciliación, la reconciliación y luego la reconciliación. No vamos a cambiar esta política. Nuestro objetivo es poner fin a este problema sin perjudicar a nadie. No queremos ni vencidos ni vencedores. Esto era el contenido de nuestro mensaje durante nuestras visitas, que sean en Marruecos o en el  Extranjero. Hemos explicado a estas personas que el sistema autonómico es un modelo avanzado de autodeterminación, que sólo existe en los países desarrollados y no en los países tercermundistas. El sistema autonómico es una de las características peculiares de los países desarrollados,  y sobre todo en materia de democracia, de desarrollo económico, tecnológico, cultural y social. Son los países que permiten que la gestión de los asuntos públicos sea objeto de un consenso nacional, cosa que hizo Marruecos. Esta es la idea y el enfoque histórico que motivó a Su Majestad el Rey Mohamed VI para adoptar el proyecto de autonomía en el Sahara.
Digo sinceramente a los hermanos del Frente “POLISARIO” que la guerra se acabó y que no puedan seguir prometiendo a la gente con falacias y mentiras. Esto constituye un crimen, un suicido. También les digo que no se puede organizar el referéndum en la región por causas objetivas que nadie desconoce. Estamos frente a dos caminos, o bien hacer perdurar la situación hasta siempre o elegir el sistema de autonomía.
La situación actual sólo beneficia a los que comercializan este conflicto a expensas del presente y el futuro de los sahrauíes. Ningún sahrauí acepte que la situación permanezca así, porque esto significa alargar más el drama y la miseria en los campamentos. Veinte años atrás, la situación no fue así, ya que la gente soñaba con la revolución y la victoria, y tenía un potencial militante, cosa que no se puede realizarse actualmente, hoy las cosas han cambiado, y así es el destino, y cuando no tomamos la iniciativa para solucionar los problemas, cada vez se agrava más la situación.
Por eso digo a los hermanos en los campamentos que sabemos que no son ellos quienes toman las decisiones. Por eso digo a los dirigentes y a los encargados de los asuntos del POLISARIO que no deben apostar sobre la pérdida eternal e histórica. No sean como el frente UNITA en Angola, que se creó vencedor antes de perder por siempre la batalla. Les digo no dejen nuestros hermanos perdidos en Lahmada, vuelvan vencedores y funden con nosotros el sistema de autonomía, que es un sistema completo que aborda todos estos temas.

Pregunta
: Siempre habla Sr. Presidente de la reconciliación, ¿Cómo define este proceso? ¿Cómo pueden llevar a cabo esta tarea con la administración y los ciudadanos? ¿Cómo definen este concepto?
D. Khalihenna Ould Errachid: Hablamos de una reconciliación en todos los ámbitos. Primero la reconciliación con la administración, porque los que dejaron el Reino en los años setenta tienen que saber que muchas cosas han cambiado con la entronización de Su Majestad Mohamed VI. Tienen que saber que nuestro rey ha lanzado un proceso histórico de reconciliación el 25 de marzo de 2006 en la ciudad de Laayun. La quejas que los ciudadanos formulaban en contra de la administración ya no existen. Los sahrauíes están invitados a contribuir a la construcción de una nueva historia sin quejas, donde los sahrauíes serán los dueños de su destino político, económico y social.
La reconciliación entonces significa superar los desacuerdos existentes entre los sahrauíes, entre la minoría que reclama la independencia y la mayoría que lucha para la unidad. Necesitamos entonces una reconciliación intra-sahrauí. La reconciliación luego significa la construcción del futuro de la región, basándose en los valores de libertad, dignidad y auto control, a lado de Su Majestad el Rey. Nosotros estamos muy orgullosos de ser invitados por Su Majestad el Rey a participar en esta tarea cuyo fin es llevar a cabo el proyecto de autonomía y garantizar una reconciliación fundada sobre bases sólidas y verdaderas.  

Pregunta: ¿Cuáles son las medidas tomadas para lograr dicha reconciliación?
D. Khalihenna Ould Errachid: Primero estamos solucionando todos los problemas interiores. No queremos ver a un solo sahrauí encarcelado por sus ideas. Nuestro país garantiza el respecto de los derechos humanos y hace respetar los deberes también. Toda persona puede expresarse libremente en el marco de la Ley y de la Constitución. Admitimos la diversidad de opiniones. Sin embargo, no podemos tolerar la violencia. La Delegación de las Naciones Unidas ya está al tanto de esta postura y la entiende perfectamente. 
Entonces, esta es la primera pauta de la reconciliación. La segunda pauta es revocar todas las cuestiones, buscar soluciones a todos los problemas, a saber, el problema del fosfato, que trataremos en la reunión que se celebrará al respecto, el problema de los refugiados, la juventud, el alojamiento, el paro…). Aunque la gente exija resultados, nuestro Consejo no puede realizar todas estas tareas en un mes. Ya hemos iniciado los primeros pasos para la esperanza en la región. El primer paso de la reconciliación es dejar paso a la esperanza en la región.  
La gran reconciliación es arreglar el conflicto que tenemos con nuestros hermanos en Tinduf o precisamente en Rabuni, porque no tenemos ningún problema con los hermanos de Tinduf, dado que recibo cada día llamadas telefónicas de personas secuestradas que apoyan la reconciliación y que quieren regresar a su país y no quedar en Lahmada.

Pregunta: ¿Cómo responden Sr. Presidente a dichas llamadas telefónicas?
D. Khalihenna Ould Errachid: Con mucha alegría les digo que vamos a hacerles volver a la patria, que esta es nuestra misión. Hablamos diariamente con personas del POLISARIO, la gente tienen que saber esto, y muchas de ellas afirman que 30 años de espera es mucho, que ya no tienen paciencia para quedarse más en Lahmada . El problema lo tenemos con la gente de Rabuni y seguramente llegaremos a un acuerdo. Por eso digo a mi hermano Abdelaziz, “Basta con 30 años de miseria en Lahmada”.

Pregunta: Hay personas dentro del consejo, e incluso fuera del consejo, que hablan de un retrazo en lo que concierne la elección de los miembros de las comisiones de trabajo. ¿Cuál es la estrategia futura de trabajo de dichas comisiones?
D. Khalihenna Ould Errachid: Estamos tomando varias medidas, necesitamos tiempo. El consejo no puede encontrar en poco tiempo, soluciones a problemas que duran desde hace muchos años. Entiendo perfectamente estas observaciones, porque confirman la confianza de esta gente en las capacidades de nuestro Consejo. Tenemos que actuar con profesionalidad y garantizar los recursos necesarios para el éxito de esta tarea.
Por eso vamos a celebrar, si Dios quiere, una sesión extraordinaria, primero para formar las comisiones y también para debatir sobre el sistema de autonomía.
Las comisione tienen que tratar temas concretas y no dar lugar a discusiones gratuitas. Tienen que redactar informes y recomendaciones que el Consejo transmitirá a Su Majestad el Rey para la aprobación final.
Por eso estamos preparando expedientes sectoriales (vivienda, empleo y los demás sectores) que formarán una plata forma para el trabajo de las comisiones, y serán remitidos bajo forma de recomendaciones, y tomados después como instrumento de ejecución.

Pregunta:
¿Cuándo tendrá lugar dicha sesión?
D. Khalihenna Ould Errachid: En los próximos días.
Pregunta: Ciertas personas, que han participado en los encuentros organizados por el CORCAS en las provincias del sur, hablaron de violencia en sus discursos. ¿Cómo responden a tales observaciones?
D. Khalihenna Ould Errachid: Esta es su interpretación. Yo hablo con mucha sinceridad. He informado los presentes de eso y los hermanos en el Frente POLISARIO lo saben también. He dicho a la gente que por supuesto teníais quejas y que hoy es la hora de arreglarlo todo. Pero hay reclamaciones legítimas y otras basadas en falacias y mentiras. Quien busca solución a este conflicto tiene que tomar en cuenta los intereses de los sahrauíes, porque a veces pierden de vista estos intereses.
Por eso hay que hablar sinceramente. Hay que poner los puntos sobre los íes. Les he hablado de los compromisos del Estado en todos los campos y de sus deberes nacionales. No hay derechos sin deberes, esta es la lógica de las cosas.
Digo a los jóvenes: “si quieren exponer públicamente sus opiniones, exponedles, ¿Quién os impide esto? Pero ¿Por qué el uso de la violencia? ¿Por qué el uso de la violencia? ¿Por qué causar pena a sus familiares?
Expresen libremente sus opiniones pero sin violencia, estamos escuchándoles.      

Pregunta: ¿Han escuchado a estos jóvenes? 
D. Khalihenna Ould Errachid: Si por supuesto, los hemos escuchado y hemos solicitado la amnistía de Su Majestad el Rey. Los hemos escuchado en el caso de los escapados y de los demás encarcelados y ahora estamos estudiando las soluciones posibles. Escuchamos a todo el mundo, pero pedimos a la gente de ser positiva para que podamos ayudarles.
Les reclamo el diálogo, sin compromisos, el diálogo como medio para solucionar los conflictos, incluso en los asuntos políticos, incluso con los separatistas o los que tienen ideas separatistas, para que podamos demostrarles la imposibilidad de sus pretensiones.
Por eso les digo porque vamos a enfadarse por cosas imposibles e irreales si podemos hablar de cosas realistas, posibles, únicas y útiles como el sistema de autonomía. Hablo de este sistema porque ofrece muchas ventajas, garantiza la participación política en instancias elegidas democráticamente que regirán los asuntos políticos y económicos, ofrece la posibilidad de gozar de los recursos disponibles, y gozar de la administración. Los sahrauíes no deben perder esta ocasión.   

Pregunta:
¿cuál es el mensaje que quieren transmitir a los ciudadanos a través de la cadena regional de Laayun?
D. Khalihenna Ould Errachid: Quiero dirigirme al secretario general del Frente POLISARIO, Mohamed Abdelaziz y los demás dirigentes y responsable y decirles “Hermanos, no alarguen más este problema por intereses imposibles, no mientan a los campamentos de Lahmada, no mientan a nuestros familiares, no mientan a nuestros jóvenes, no les prometan cosas imposibles. El plan Becker ya está enterrado, no crean que vayáis a resucitarlo. No prometan la gente con un referéndum imposible.
Así, si el referéndum no es posible, tenemos que ponernos a la mesa de las negociaciones, para debatir el proyecto de autonomía y encontrar soluciones a los problemas reales de los ciudadanos.     
Pregunta: Muchas gracias Sr. Presidente
D. Khalihenna Ould Errachid: Gracias a vosotros.

 Muchas gracias a nuestros telespectadores y hasta la próxima vez.

 


 

 

 El Sitio no es responsable del funcionamiento y del contenido de los enlaces electrónicos externos !
  Copyright © CORCAS 2022