الـعـربية Español Français English Deutsch Русский Português Italiano
viernes, 07 de octubre de 2022
Prensa escrita

 El escritor y periodista español Chema Gil, buen conocedor del conflicto del Sahara, publicó una larga tribuna titulada "guerra o paz: la falacia del frente polisario", en la que pone al desnudo la impostura de los separatistas.



En este análisis ampliamente divulgado sobre los portales informativos españoles, Chema Gil procura también desvelar, a la opinión pública de su país, a menudo inducido a error, la realidad “de un grupo no democrático que no tolera ninguna oposición”.

Según el autor, el “polisario” y Argelia violan desde una treintena de años los derechos humanos de miles de saharauis, que, hoy en día, quieren reanudar una vida digna, pero esta realidad es desconocida por una parte considerable de los españoles, que quedan siempre marcados por acontecimientos que tuvieron lugar a finales de los años 60 y mediados de los 70.

Gil recordó que el polisario asesinó a pescadores y a soldados españoles, y lamentó que estos hechos no fueran ampliamente mediatizados en su país.

El autor subraya de una manera inequívoca que el “polisario” no es más que un grupo terrorista que impone hoy su ley a su propia población, que después de más de treinta años aspira a poder vivir dignamente, dar una educación a sus hijos y desarrollarse en un país como Marruecos, que está demostrando un firme compromiso por el desarrollo social, económico y cultural de sus habitantes.

Para el escritor y periodista español, no cabe duda de que el “polisario” es “un grupo no democrático” que pretende representar una entidad fantoche donde ninguna oposición es tolerada, so pena de exilio y encarcelación, o incluso de desaparición.

Volviendo sobre la otra gran mentira divulgada por el “polisario”, la de las ayudas humanitarias destinadas a las poblaciones de los campos de Tinduf en Argelia, el analista afirma que estos productos nunca llegan a sus destinatarios. “Son, de hecho, intercambiados por el ‘polisario’ en Argelia y Malí por armas o son utilizadas en el contrabando”, afirma el periodista español.

Gil se basa en el testimonio de otro periodista español, Juan Poyatas, que había acompañado, junto con otros compañeros, una caravana de ayudas humanitarias destinadas a los campos de Tinduf.

Según Gil, este testimonio no es el único, los saharauis, ellos mismos, habían denunciado esta situación, como es caso de Fadel Ould Ali Salem, un ex dirigente del polisario que volvió últimamente a Marruecos.

Fadel Ould Ali Salem reveló, recientemente, la existencia de redes mafiosas de corrupción, compuestas por aquellos que prenden defender a los saharauies y que, en realidad, no son más que un grupo de oportunistas que se enriquecen a costa de los saharauis.

Las declaraciones de Fadel Ould Ali Salem permiten concluir que detrás de la prendida ayuda humanitaria, está una red de corruptos, relató, antes de notar que lo más peligroso aún es la relación +sotto voce+ con Al Qaeda en el Magreb Islámico.

Según el ex dirigente del “polisario”, agrega Chema Gil, una gran parte de las ayudas humanitarias destinadas a los campos de Tinduf son desviadas para financiar las pretendidas “zonas militares” o para alimentar el tráfico de contrabando en Malí y Mauritania, dirigido por miembros de la dirección del “polisario”.

Estos testimonios no dejan lugar a la duda sobre la verdadera cara del polisario, concluye Chema Gil.

El autor promete publicar próximamente una nueva tribuna sobre la implicación de elementos del “polisario” en el secuestro de ciudadanos españoles.

Fuente:MAP
-Noticia relativa a la cuestion de Sahara Occidental/Corcas- 

 

 El Sitio no es responsable del funcionamiento y del contenido de los enlaces electrónicos externos !
  Copyright © CORCAS 2022