الـعـربية Español Français English Deutsch Русский Português Italiano
lunes, 23 de mayo de 2022
Actividades Internacionales

Marruecos permanece apegado al proceso de negociaciones sobre el Sahara, bajo los auspicios de la ONU pero sigue siendo "completamente intransigente" en cuanto a la defensa de su integridad territorial, afirmó en Nueva York, la delegación marroquí que participó en la cuarta ronda de las negociaciones de Manhasset.



Los miembros de la delegación reiteraron, en una rueda de prensa en Nueva York, el compromiso de Marruecos de proseguir estas negociaciones animado por "buena fe" y un "espíritu de apertura", con el fin de llegar a una solución política definitiva sobre la base de la iniciativa marroquí de autonomía.

La miembros de la delegación compuesta por los ministros de Interior y Exteriores, Chakib Benmusa y Taieb Fassi Fihri, el presidente del Consejo real consultivo para asuntos del Sahara (CORCAS), Jalihenna Uld Errachid y el director general de Estudios y Documentación (inteligencia exterior), Mohamed Yasin Mansura), denunciaron las maniobras de la otra parte, en referencia al +Polisario+ destinada a imponer el hecho consumado pretendiendo cambiar la realidad sobre el terreno.


Puntualizaron que el Reino no podría, de ninguna manera, tolerar toda ruptura del statu quo al este del muro de defensa, instaurado en los años ochenta para frenar las infiltraciones del +Polisario+ en las provincias sureñas.

Reafirmaron también que Marruecos no permitirá que se atente contra su integridad territorial y su Sahara y precisaron que "la propuesta marroquí representa la solución "histórica" y de "compromiso" que permite tener una solución que no deja ni "vencedor ni vencido" y arreglar definitivamente el conflicto del Sahara, en el respeto de la legalidad internacional, teniendo en cuenta al mismo tiempo las realidades locales y regionales.

A este respecto, Benmusa subrayó que Marruecos reafirmó, a lo largo de las negociaciones, y de manera "muy clara" que "no hay elección entre la autonomía y la independencia sino entre la autonomía y el estatuto quo con todo lo que esto implica como sufrimientos para la población retenida en Tinduf y como implicaciones para las relaciones entre los Estados de la región".

"El +Polisario+ sigue siendo desgraciadamente preso de una lógica de soluciones anticuadas, cuya inaplicabilidad ha sido constatada por comunidad internacional", prosiguió el titular de Interior.

A su vez, Fassi Fihri recordó que la "autonomía propuesta por Marruecos es una respuesta global, seria y creíble para llegar juntos, con Argelia y el +Polisario+, a la mejor solución posible que abra la vía a la reconciliación y a la vuelta de nuestros hermanos que se encuentran actualmente en el territorio argelino".

Destacó que el plan autonómico marroquí garantiza también "la normalización de las relaciones con Argelia, y por consiguiente la edificación del Magreb Árabe".

El ministro dijo que se constató durante esta ronda que el +Polisario+ y Argelia intentan combatir esta iniciativa que fue saludada por la comunidad internacional que animó al Reino a presentarla, recurriendo a dos estratagemas, por una parte, afirman que la iniciativa no se conforma al principio de autodeterminación, lo que es falso, y por otra, intentan modificar la realidad in situ.

En el mismo sentido, Yasin Mansuri subrayó que "la posición de Marruecos se caracteriza por la sabiduría, la clarividencia y la paciencia incluso cuando hay tentativas de atentar contra la propuesta marroquí".

"Estamos determinados a dar la oportunidad para que prevalezca la razón pero esto no significa que hacemos concesiones", dijo, afirmando que "el Reino no dudará en emprender las acciones necesarias, de manera firme, contra cualquier tentativa destinada a cambiar la realidad en el terreno que prevalecía antes de la presencia de la MINURSO".

Mansuri recordó también que Marruecos participa en el proceso de negociación "de buena fe y con una verdadera voluntad de progresar y llegar a una solución definitiva al desacuerdo sobre el Sahara" que opone desde 1975 Marruecos a los separatistas del +Polisario+, apoyados por Argelia. 

"Esperamos que esta voluntad encuentre una respuesta en la otra parte, cuando la región hace frente a amenazas y graves peligros", advirtió, antes de reiterar que Marruecos no permitirá que sus intereses, su seguridad y su integridad territorial estén amenazados.

Por su parte, Jalihenna Uld Errachid deploró que "el +Polisario+ intenta siempre orientar las negociaciones hacia el pasado mientras que Marruecos demostró que esto no es posible ya que las resoluciones del Consejo de Seguridad 1754 y 1783 establecieron un nuevo proceso basado en la búsqueda de un consenso con el fin de llegar a una solución política negociada".

"Una solución política que corta con los planes y propuestas anteriores", precisó el presidente del CORCAS, quien subrayó que este proceso se encuentra hoy "en una etapa decisiva, ya que el +Polisario+ está en un verdadero impasse que le impone revisar sus posiciones".

¿"Está habilitado para hacerlo? ¿Apuesta sobre un fracaso total para no avanzar en las negociaciones?", se preguntó Jelihenna, estimando que "queda, seguramente, una posibilidad, incluso insignificante, para que el +Polisario+ revise sus posiciones, y para que Argelia pueda contribuir a hacer avanzar el proceso".

A este respecto, Fassi Fihri indicó que Argelia debe ayudar al éxito de este proceso de negociaciones, teniendo en cuenta que "su presencia es importante y su posición, si es positiva, puede contribuir a llegar a una solución" al problema del Sahara.

"Pedimos a Argelia permitir en primer lugar el censo de la población en los campos de Tinduf, y autorizarle regresar a su país, Marruecos", agregó, antes de deplorar que "hasta ahora, Argel se ha opuesto a estas operaciones".

"Que sea observadora, parte involucrada o activa, el papel de Argelia es importante, y esperamos que se inscriba en una dinámica positiva, ya que debemos construir juntos el Magreb", insistió.

Por otra parte, los miembros de la delegación rechazaron en bloque las alegaciones infundadas y dilatorias de los separatistas y Argelia relativas a la situación de los derechos humanos en las provincias del Sur y pretendidas amenazas militares.

Por lo que se refiere a las maniobras militares de las Fuerzas Armadas Reales (FAR), Benmusa precisó que se trata de operaciones "ordinarias que se desarrollan anualmente en la región".

"El Polisario y Argelia hablan de maniobras militares como si Marruecos se preparara para una guerra. El Reino emprendió estas maniobras en el marco de su soberanía y en contacto con la MINURSO ", indicó, por su parte, Fassi Fihri.

En cuanto al tema de los derechos humanos, el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación afirmó que se trata de "una tentativa de explotar este expediente para combatir la iniciativa marroquí".


Fuente :MAP
- Noticia relativa a la cuestión del Sahara occidental/Corcas-

 

 El Sitio no es responsable del funcionamiento y del contenido de los enlaces electrónicos externos !
  Copyright © CORCAS 2022