الـعـربية Español Français English Deutsch Русский Português Italiano
lunes, 20 de mayo de 2024
Actividades Nacionales

Arraya: El líder saharaui Jalihenna Ould Errachid indicó que la solución de satisfacción mutua basada en el principio de la autonomía queda la solución ejemplar para el conflicto en el Sahara. Estas afirmaciones recogidas en el marco de una entrevista con Arraya en Marruecos, trataron de la realidad del conflicto, del trabajo del Consejo Real Consultivo Para los Asuntos del Sahara (CORCAS) del cual fue nombrado Presidente por Su Majestad el Rey de Marruecos Mohamed VI. Es de este Consejo que se espera, en el futuro, un papel importante en el conflicto del Sahara.



Jalihenna Uld Errachid nació en noviembre de 1951 en la ciudad de Laayun, cuando el Sahara era bajo el control de los españoles, mientras las demás partes de Marruecos habían empezado su revolución armada contra el régimen del protectorado. Efectuó sus estudios en la capital española Madrid y, antes de que Marruecos llegase a  liberar el Sahara tras la Marcha Verde, creó el “Partido de la Unión Nacional Saharaui” españól conocido bajo PUNS.
Bajo la soberanía marroquí, Ould Errachid fue nombrado Ministro de los Asuntos Sahrauies de 1977 a 1992 en los diferentes gobiernos que sucedieron en el  poder en Marruecos.
Ould Errachid representó la ciudad de Laayun en calidad de representante en el Parlamento marroquí entre 1977 y 2002. Además, fue elegido Presidente del Consejo Municipal de la ciudad de Laayun, la ciudad más grande del Sahara, desde 1983. Ould Errachid es uno de los fundadores del Partido del Reagrupamiento Nacional de los Independientes (RNI) del cual se retiró en 1982 para crear el Partido Nacional Democrático.

El texto de la entrevista es el siguiente:

Arraya: Empezamos por la liberación de 48 prisioneros sahrauis por su Majestad el Rey Mohamed VI tras la intervención del Consejo que usted preside, ¿esto significa  que el Consejo ya empezó su trabajo?

Jalihenna Uld Errachid: En efecto. Es una prueba concreta que el Consejo ya empezó a hacer su trabajo, un trabajo serio y efectivo, un trabajo político en los más altos niveles. Esta iniciativa tomada por Su Majestad el Rey Mohamed VI y destinada a indultar los demás prisioneros arrestados durante los últimos acontecimientos ocurridos en las Provincias Saharauis del Sur es la prueba ineludible que la política empleada por Su Majestad el Rey es una política seria, para aplicar el contenido de su discurso del pasado 25 de marzo en Laayun. Esta política consiste en la reconciliación completa y definitiva con los sahrauis y en pasar página del pasado, incluso los puntos negativos, y abrir una nueva página centrada esencialmente sobre una construcción de Marruecos sobre bases sólidas y modernas en todos los campos, político, económico y social. Una construcción susceptible de satisfacer a todos los  componentes de Marruecos, principalmente, el componente saharaui. Así pues, la política actual se orienta hacia mostrar que el proyecto marroquí liderado por Su Majestad es un proyecto serio y creíble.

Arraya: El último informe de Kofi Annan, en el cual, además de recomendar la prolongación de la misión de la Naciones Unidas en el Sahara, invitó las partes en conflicto a aplicar una solución equitativa y aceptable por todas las partes. ¿Esto significa que se abandonó el proyecto de James Becker y la organización de un referéndum para la autodeterminación?

Jalihenna Ould Errachid: En efecto, esta es la primera conclusión que se entiende del informe de Kofi Annan presentado actualmente ante el Consejo de Seguridad, esperando una decisión relativa a este tema. De esta manera, Kofi Annan confirma, sin duda alguna, que el proyecto de Beker es enterrado definitivamente porque es un proyecto que no se puede aplicar a la situación relativa a la cuestión del Sahara. Además, el proyecto del referéndum de autodeterminación, que costó a las Naciones Unidas muchos años de trabajo, no podía acertar porque, desde su creación en 1948, nunca las Naciones Unidas realizaron este tipo de referéndum basado sobre la autodeterminación, ni un solo referéndum. Desde luego, este referéndum es inaplicable porque las tribus saharauis censadas por las Naciones Unidas no viven sólo en el Sahara marroquí, sino también en otros países vecinos como Argelia, Mauritania y el Norte de Malí. Por consiguiente, si queremos organizar un referéndum libre, transparente, democrático y justo, esta operación debe incluir todos los saharauis dispersados en estos Estados, y, por supuesto, esto es imposible. Por lo tanto, un referéndum de autodeterminación es totalmente imposible. Así pues, sólo nos queda un acuerdo político que satisface a todas las partes.

Arraya: Como reacción, el líder del Polisario calificó el proyecto de autonomía marroquí en el Sahara como injusto para los saharauis, mientras que el Gobierno marroquí, y según su portavoz, Nabil Benabdelah, rechazó cualquier negociación con el Polisario, aunque estuviera de acuerdo con un encuentro con la parte argelina. En su calidad de representante del CORCAS, ¿cuál es su posición ante estas reacciones?

Jalihenna Ould Errachid: El proyecto de autonomía no conlleva ninguna injusticia hacia los saharauis. Al contrario, es una justicia para los saharauis en todos los campos.

Primero: una justicia en cuanto al reconocimiento oficial de su posición en el Estado marroquí en tanto que componente principal de la nación marroquí a través de la historia.

Segundo: la autonomía no es injusta con los saharauis en cuanto a lo que se llama la autodeterminación, puesto que les concede no sólo derechos económicos y sociales, sino también derechos políticos. Es decir que este proyecto abre la puerta a los hijos de la región para que sean dueños de sus tierras, para que gestionen sus asuntos por si mismos, les permite gozar económicamente de todas las riquezas. Además, a nivel social, les conserva todas sus costumbres dentro de un contexto general: el Reino de Marruecos, porque los habitantes del Sahara mantienen un relación histórica y religiosa con Amir El Muminin (el Comendador de los Creyentes): el Rey de Marruecos. Una relación mantenida por sus padres y sus abuelos y que no pueden abandonar bajo cualquier condición: la Beia (juramento de fidelidad). Pero esta Beia supone derechos políticos, económicos y sociales, y son derechos garantizados por la autonomía.
Por supuesto, y para concretizar este proyecto de autonomía, estamos dispuestos a entrar en negociaciones con los miembros del Polisario, nuestros hermanos y nuestro pueblo, que las circunstancias mundiales y las de las situaciones anteriores en Marruecos llevaron a tomar esta posición extrema. Pero hoy, ya no tienen ninguna excusa para reivindicar la independencia, sobre todo cuando todas las reinvindicaciones de los sahrauies se pueden realizan con el proyecto de autonomía.
En cuanto a Argelia, este estado hermano, este estado árabe, musulmán, y africano, afirma que no forma parte del conflicto. Nosostros le respondemos diciendo, bueno, creemos lo que dices, y le pediremos, por consiguiente, que abandone los residuos del pasado, como los de los problemas de las fronteras. En efecto, todos estos problemas se acabaron y pertenecen ahora al pasado. Le pediremos que nos ayude a iniciar las negociaciones con los hermanos del Polisario para reunir los sahrauies y establecer las bases de la autonomía que responderá a los objetivos y las intenciones de todos.
Este proyecto concede a Marruecos su soberanía final, realiza a los sahrauies sus reinvindicaciones políticas, económicas, sociales y culturales y permite a Argelia convervar su dignidad con la cabeza alta porque ayudó a los sahrauies durante todos estos años, y por consiguiente, les ayudó a llegar a algo concreto y sus esfuerzos no fueron inútiles.
Asimismo, el proyecto de autonomía es la única vía hacia el arreglo del conflicto del Sahara. Así pues, no existe otra vía, ni mediante las Naciones Unidas ni otro organismo. Es la misma vía sobre la cual se construirá Marruecos, para dedicarse luego a solucionar los problemas enfrentados juntos en todos los campos político, económico y social, y en los de la democracia y de la ayuda mutua.

Arraya:Usted invitó al líder (del Polisario) a aceptar la proposición de autonomía. Le confirmó estar predispuesto a ayudarle para que sea el primer jefe de autoridad bajo la autonomía, mientras que muchos exigen que sea llevado ante la justicia en tanto que criminal de guerra debido a las acusaciones formuladas contra él por los prisioneros de guerra marroquíes y los habitantes de los campamentos.

Jalihenna Uld Errachid: Mira. El Islam ama a su prójimo, y puesto que la reconciliación forma parte esencial del Islam, no podemos entrar en otros conflictos mientras seguimos él de la reconciliación. Estamos dispuesto a ayudar y a hacer todo lo posible para que nuestro hermano Mohamed Abdelaziz “el líder del Polisario” llegue a la presidencia de la autonomía, en el marco de la soberanía marroquí y bajo el mando de Su Majestad el Rey Mohamed VI. Esto expresa nuestra voluntad de pasar página del pasado y abrir otra nueva.

Arraya: Cuando habla de la posibilidad de nombrar el líder del Polisario, ¿ cómo?, ¿ mediante elecciones o un nombramiento directo?

Jalihenna Uld Errachid: No, mediante elecciones. Así, podemos ayudarle hacia la obtención del mando de la autonomía, expresando de esta manera nuestra voluntad de reconciliación.

Arraya: Dicen que usted quiere entrevistarse con el Presidente argelino Abdelaziz Buteflika,¿ dónde llegaron las disposiciones para este efecto?

Jalihenna Uld Errachid: Al principio, supimos que el Presidente Buteflika efectuaba análisis medicales y le deseamos que se mejore y que goze de una buena salud. En cuanto a la respuesta a su pregunta, en efecto, solicité de Su majestad la autorización para un encuentro con el Presidente Buteflika, con el Gobierno y el Estado argelino porque queremos expresarle y decirle directamente que somos sahrauies verdaderos y que la mayoría sahraui que vive bajo la protección de la soberanía marroquí considera la autonomía como la única solución para obtener la reconciliación. Le diremos que esta autonomía nos basta. El continente africano ya está lleno de conflictos y de crisis y los estados pobres construidos sobre bases tribales no acertaron. Tomamos como ejemplo Somalia, este país hermano árabe y africano cuyo problema esencial es el desacuerdo entre las tribus que lo componen. Mira lo que está pasando hoy en Darfur, al oeste de Sudán donde las tribus se matan unas a otras.
Por lo tanto, no se puede construir una pequeña entidad sobre bases tribales en el Sahara porque se convirtiría en una fuente de tensión que sólo atraería catástrofes al Magreb Arabe y al continente africano, sino al mundo entero. En efecto, los grandes estados que preservan la paz como la Unión Europea y los Estados Unidos de América están cerca de la región, así que tenemos que evitar todo lo que pueda provocar conflictos. Por lo tanto, al autonomía es el proyecto ejemplar para el Sahara porque satisface a la población y permite que reine la stabilidad y la paz. Por otro lado, contribuye a la consolidación de la hermandad entre los países del Magreb Arabe, sobre todo, sabiendo que los habitantes de la región están relacionados con Marruecos, Mauritania y Argelia a nivel humano, familiar y geográfico.

Arraya: ¿Cuál es el motivo para aplazar la presentación ante el Consejo de Seguridad de la proposición de autonomía prevista para el pasado mes de abril ?

Jalihenna Uld Errachid: No se pudo presentar la proposición marroquí al Consejo de Seguridad en abril porque el CORCAS acaba de ser nombrado, y por lo tanto, todavía no empezamos las consultas con el palacio real en cuanto al establecimiento del dispositivo de la autonomía relativa a la región. Cuando terminen estas consultas, Marruecos podrá presentar un proyecto completo y estudiado.

Arraya: Mientras tanto, ¿empezaron a contactar con las tribus sahrauies dentro y fuera de Marruecos?

Jalihenna Uld Errachid: Por supuesto, desde el primer día, el pasado 25 de marzo, empezamos nuestros contactos dentro y fuera para explicar este paso histórico. Es un paso pionero en Marruecos que llevará, sin duda alguna, a la reconciliación histórica. Ya empezamos a explicar la proposición a los ciudadanos mediante los medios de comunicación y los contactos directos. Y según los primeros signos, la mayoría de los sahrauies está cómoda con este proyecto.

Arraya: Por último, ¿cuál es su lectura, señor Uld Errachid, en cuanto a este conflicto, sobre todo tras el informe de Annan en el cual consideró que el conflicto no se plantea a nivel internacional debido a consideraciones diversas, particularmente, el hecho de que la mayoría de los estados velan por tener buenas relaciones con Marruecos y Argelia?

Jalihenna Uld Errachid: Esta conclusión confirma que no hay otra solución excepto la de un acuerdo basado sobre la autonomía. La guerra no dio sus pruebas. Un referéndum basado sobre la autodeterminación es imposible. Entonces, sólo queda el acuerdo y la aceptación de la proposición de autonomía, salvo si queremos prolongar este conflicto sólo por capricho.

 

 Fuente:CORCAS

 

 


 

 

 El Sitio no es responsable del funcionamiento y del contenido de los enlaces electrónicos externos !
  Copyright © CORCAS 2024