الـعـربية Español Français English Deutsch Русский Português Italiano
viernes, 24 de mayo de 2024
Actividades Nacionales

El Secretario general del Consejo Real Consultivo para los Asuntos del Sahara (CORCAS), Sr. Mouelainin Mouelainin Ben Khalihenna acordó una entrevista al semanario “Tel Quel”, publicada el 15 de abril de 2006.


He aquí el texto íntegro de la entrevista:

Telquel: pocas horas solamente después de su designación, el CORCAS ha sido criticado por muchos Saharauis porque no es democrático (todos los miembros fueron nombrados) ni representativo (algunas tribus se sienten  perjudicadas). ¿Usted se esperaba a que el comienzo del Consejo decepcione a este punto?

Maouelainin Maouelainin Ben Khalihenna: el que la gente se interesa por el Consejo no me sorprende para nada. Toda esta algazara demuestra la importancia de este órgano. Podemos sin pretensiones hablar de antes y después del 25 de marzo (NDLR: fecha de la instauración del Corcas). A pesar de todo, existe cierto equilibrio tribal dentro del Consejo, un patchwork de los electos locales, los representantes de la sociedad civil, jóvenes, mujeres, etc.

Pido que se nos juzgue basándose en nuestras realizaciones porque todos los consejos reales son designados. Son gentes que trabajarán con el Rey, entonces, es Él quien debe elegirlos.

¿Qué le dijo el Rey cuando le recibió a usted y a Sr. Khalihenna Ould Errachid en Laayun?

No puede hacer públicas las palabras del Rey sin su permisión. En su discurso, SM el Rey habló claramente del futuro de la región y del proyecto de una autonomía ampliada.

Agencia de desarrollo social, agencia de desarrollo de las provincias del sur, instancias elegidas y ahora el Consejo consultivo saharaui… ¿Por qué deberíamos creer que ustedes harían mejor que todas las instancias ya existentes en el Sáhara?

Porque el Consejo está directamente vinculado a SM el Rey. No nos entremetemos en la gestión diaria, no somos presentes en la realización de los proyectos. Tras 30 años de estancamiento, el rey optó por la autonomía. El Consejo es una etapa importante para estudiar y elaborar propuestas en este sentido.

Con el paso del tiempo, tenemos la impresión de que el Consejo sólo vino para rellenar el vacío dejado por un proyecto de autonomía, tan esperado pero que todavía no está listo…

En efecto, el proyecto todavía no está listo, si no, habría sido presentado en público. El Consejo no rellena un vacío sino que representa un cambio radical de método. El rey consultó a los partidos políticos y permitió a los habitantes de la región por primera vez expresar su opinión a través del Consejo.

Argelia y el Polisario habían expresado ya a las Naciones Unidas su rechazo al citado proyecto. ¿Qué impacto tiene este hecho en sus gestiones?

Han rechazado algo que no conocen todavía. Argelia es un país hermano y el Polisario no representa a todos los Saharauis. Su rechazo es coyuntural. Son nuestros hermanos y nuestro deber es convencerles con la utilidad de la autonomía. Todos los responsables del Polisario tienen padres que prestaron el juramento de fidelidad a los reyes de Marruecos. Este juramento no puede ser roto sino por un “âaq” (hijo maldito).

¿Y no es sólo “Ridat Al Walidin” (el agrado de los padres) la que ayudará a Marruecos en recuperar definitivamente el Sahara…?

Es un elemento cultural que tiene su importancia. Nuestra misión consiste en dialogar con los hijos de la zona del sur, dondequiera que estén, para permitir su vuelta al país.

¿Están habilitados a negociar la autonomía con el Polisario?

Eso figura en el dahir mismo. Tenemos que trabajar sobre el regreso de los ciudadanos del sur del Sahara. Entonces nuestro deber consiste en comunicar con los campos de Tinduf y en todas partes.

¿De qué Polisario habla usted? ¿Han emprendido contactos con una determinada corriente?

Vamos a entrar en contacto con cualquier persona que duda de la marroquidad del Sahara. Usaremos todos los medios (medias, televisión, etc) para tocar los corazones de los ciudadanos. 

¿Usted cree que el territorio (el Sahara occidental) está bastantemente listo hoy para la instalación de una autonomía ampliada?

No conozco mucho la realidad del terreno, ya que pasé los últimos años en Larache. Pero el Consejo va a tomar el tiempo necesario para liberar el terreno y prepararlo a la autonomía. En la marcha de los Estados, algunos años no significan gran cosa.

¿Es una vuelta a la estrategia de resolución del conflicto mediante la prolongación del statu quo?

Ya hemos perdido 30 años. El Consejo tiene que realizar un trabajo colosal. Si llega a finalizarlo en dos años, sería un buen ritmo. Churchill decía a su chófer que conducía con gran velocidad: “despacio, ¡que tengo prisa!”.

Usted confirma que Marruecos no va a presentar ningún proyecto de autonomía a la ONU en este mes de abril…

SM el Rey todavía no nos ha consultado. Sabe usted, siempre se dice que el Sahara es el primer problema de los Marroquíes mientras que la mayoría aplastante no sabe nada sobre este conflicto. Hoy queremos que todo el mundo sea concernido por el problema del Sahara, en la más grande transparencia. Cada familia marroquí conoció un luto a causa del Sahara. Cada familia dio de su sangre y pan a esta región y a esta causa.

Usted apuesta sobre la existencia de una "mayoría unionista" pasiva en el Sahara contra una minoría independentista activa. ¿Cómo va a despertar la primera para oponerse a la segunda?

Para el frente unionista mayoritario, confirmo que el portavoz era la administración. Nunca se le pidió manifestarse. Este frente dejaba la gestión de las manifestaciones independistas a la administración que fracasó desgraciadamente. No son independistas todos los que se manifiestan. En la mayoría de los casos, son descontentos recuperados por la máquina separatista. Laayun es una gran ciudad; más grande que Larache y Ksar El Kebir reunidas. Entonces, tiene sus propios problemas y manifestaciones sociales, como en todas partes del mundo, salvo que aquí van recuperados para fines políticas.

Eso quiere decir que el principal rival del Consejo, es un movimiento independista local…

Usted da demasiada importancia a una minoría. Los separatistas del interior manifiestan generalmente contra cosas vividas de modo individual con la administración local. Para ellos, el movimiento independista es un refugio, una sanción contra la administración que les había humillado o maltratado.

Las violaciones de los derechos humanos siguen (hasta hoy en día) alimentando la máquina propagandista del Polisario.   ¿Pueden poner fin a estas violaciones?

Estamos estudiando cada caso a parte y vamos a presentar nuestras recomendaciones al soberano. A nivel de la comunicación, reconocemos la existencia de cierto retrazo en el momento en que la propaganda del Polisario no escatima ningún esfuerzo para alimentar miles de páginas de Web. Nosotros descuidamos totalmente las informaciones procedentes de allí e ignoramos las exacciones cometidas en aquellos territorios. Mientras que hubiéramos ganado mucho si habríamos comunicado sobre ellas..

¿Usted considera que el movimiento independista entra en el marco de la libertad de opinión?

Que militan por lo que quieren pero no hay que hay que ejercer la violencia contra la gente y destruir los edificios del Estado.

Vamos a imaginar que usted tiene delante de él a un joven de 19 años, que acaba de salir de la cárcel y que usted se empeña a convencerle con la marroquidad del Sahara.  ¿Qué le diría?

No imaginemos nada. Ya he discutido antes con jóvenes de este tipo. En un caso sobre dos, he notado que había una administración local que había cometido, en un momento u otro, un grave error contra este joven. Pero nunca había sentido una irreversibilidad en el comportamiento. Son jóvenes que viven influenciados por la propaganda. Les invito a ver a aquellas que han vuelto. Fundadores del movimiento como Ayoub que hacía miedo a los niños o uno de los grandes ideólogos como El Admi.

Este joven le diría que aquella gente ha negociado su vuelta como se debe…

¿Y las 7000 personas que han vuelto? El problema es que no nos hemos servido de esta gente para explicar a los jóvenes la realidad del movimiento que les asombra. Existe un déficit de explicaciones también por parte de los Marroquíes del norte.

Buen discurso… ¿cómo lo van a concretizar?

En el Sahara, la gente se cansa rápidamente de los discursos. Entonces, somos obligados a presentar resultados. Estamos formulando nuestras recomendaciones a la más alta instancia del Estado, es a pesar de todo una buena garantía de desenlace.

¿Existen líneas rojas?

Ninguna. SM el Rey nos abrió todas las puertas, ni siquiera están entreabiertas. Podemos discutir de todos los problemas de la región. Creo que los miembros del Consejo podrán hacer proposiciones innovadoras.

A final de cuentas, ¿el Sahara es un problema de pobreza, de identidad o de dignidad?

A nivel económico, el Sahara de hoy no tiene nada que ver con aquel de 1975. Es algo evidente. El Estado hizo todo lo posible, sólo queda ganar los corazones de la gente como dijo Hassan II, hace muchos años: “hemos recuperado el territorio, faltan los corazones”.

¿Cómo Marruecos se permitió perder el corazón de un joven nacido en Marruecos en los años 80 y que no conoció ni la invasión militar, ni los centros secretos de detención, etc.?

Le voy a dar una imagen. Cada vez que un alumno tiene una mala nota, dibuja la bandera del Polisario en algún lugar de su cuaderno. Es un signo de descontento. Hasta ahora, hemos olvidado tratar a los Saharauis como todo el mundo, respetando simplemente la cultura y las costumbres locales, dejando el campo libre a la propaganda y a las directivas procedentes del este.

¿Entonces usted niega la existencia de militantes partidarios de la causa saharaui?

No, pero son una minoría. El movimiento independista es una creación de la administración local que había mal regido este dossier.

Usted parece olvidar la ofensiva militar del Estado central, los centros de Agdz, de M’gouna, etc.

No lo niego pero considero que esto ha sido administrado por la IER a nivel nacional. Aunque quedan unos expedientes todavía no concluidos y que debemos tratar también.

Enmarcado:

“En 1971, tenía mi segundo año de medicina en la misma universidad que Mohamed Abdelaziz. En aquel entonces, aprendimos que España comenzó a formar una entidad independiente en el Sahara. Un grupo de treinta estudiantes saharauis decidieron entonces utilizar la Unión Nacional de los Estudiantes Marroquíes (UNEM) para sensibilizar Marruecos contra el peligro que amenaza el territorio.

Después de varias conferencias aquí y allí, y una defección de los partidos políticos, la izquierda de la época fue sensible a nuestra causa. Pues organizamos una primera manifestación en Tan Tan con banderas marroquíes y banderolas que dicen “somos los soldados de Hassan II hasta la liberación del país”.

Fuimos aporreados salvajemente, torturados por la administración local y luego liberados gracias a ciertas intervenciones. La segunda manifestación conoció el mismo trato. Hemos sido enviados a Añadir. Los responsables de la ciudad se excusaron en ángulo recto por habernos detenido y tratado de este modo. La tercera manifestación tuvo lugar en Tan Tan y subimos el mismo trato.

Esta vez, la inmensa mayoría de los jóvenes desaparecieron en la naturaleza. Algunos (Ouali, Admi, etc.) se infiltraron en el Sahara y crearon Polisario en el norte de Mauritania. Libia recuperó el movimiento y le ayudó bien antes de Argelia. El Ouali no se fue para siempre. La administración no comprendió nuestro movimiento. Y finalmente, fueron las torpezas del ministerio de Interior las que crearon el Polisario. Muchos olvidan la historia de este conflicto. Mientras que por el otro lado, hay gente que pasa noches en blanco para procurar perjudicar a Marruecos, nos contentábamos de nuestra parte con dar la vuelta al mundo y firmar acuerdos por la forma ".

 

 El Sitio no es responsable del funcionamiento y del contenido de los enlaces electrónicos externos !
  Copyright © CORCAS 2024