الـعـربية Español Français English Deutsch Русский Português Italiano
viernes, 24 de mayo de 2024
Actividades Nacionales

“Challenge Hebdo”: Sr. Khalihenna Ould Errachid, presidente del Consejo Real Consultivo para los Asuntos del Sahara (CORCAS), dijo en una entrevista acordada, el 17 de abril de 2006, al semanario “Challenge Hebdo” que las provincias saharianas conocerán grandes oportunidades de desarrollo y progreso bajo el régimen de autonomía.



He aquí el texto entero de la entrevista:

El ex secretario de Estado en los Asuntos saharauis (durante los años ochenta) vuelve a encargarse del proyecto de autonomía, un proyecto que se interesa por el futuro político y económico de la región del Sahara, en su calidad de presidente del Consejo Real Consultivo para los Asuntos del Sahara.

“Challenge Hebdo”:   ¿cómo concibe usted un desarrollo económico en las provincias del sur en el marco de una autonomía ampliada?

Khalihenna Ould Errachid: usted sabe que el Sahara es un terreno rico por sus recursos naturales y su ubicación estratégica. En el marco de la autonomía, esta región tendrá a su disposición todos los medios para desarrollarse contando con sus propios recursos. Estoy seguro de que la autonomía permitirá al Sahara tener un impacto positivo sobre la región entera, el Estado y el conjunto de los ciudadanos marroquíes.

“Challenge Hebdo”: ¿usted tiene pensado algún modelo económico? ¿Puede hablarnos de el?

Khalihenna Ould Errachid: el modelo económico es aquel del capitalismo que compagina con la política económica del Estado. El Sahara no va a tener un modelo económico opuesto al resto de las regiones del reino. Es lo mismo para España, Italia y Alemania. En general, la política económica es una, ya que siempre va determinada por parte del poder central. La autonomía no es sólo un poder central regional administrado por los habitantes de la región. 

En definitiva, el modelo económico será idéntico a aquel del resto de las regiones del reino, es decir, el capitalismo en todos sus aspectos. La oportunidad se presenta a cualquier persona deseosa de emprender proyectos relativos a la infraestructura y los aspectos sociales. Asimismo, el sector privado está invitado a tomar la iniciativa en el sector de la pesca marítima, el turismo, la vivienda, el comercio…

“Challenge Hebdo”: es ya conocido que la economía saharaui se concentra en las manos de algunas familias. ¿La autonomía cambiaría este dato?

Khalihenna Ould errachid: en todos los países del mundo, la acumulación de los capitales atrae más capitales. Eso no ocurre solo en el Sahara. Es un fenómeno mundial. Ahora bien, en el caso del Sahara, el problema sobresale porque los capitales se centran en las manos de algunas familias. Sin embargo, la política de autonomía tiene por objetivo reducir la incompatibilidad social y desarrollar todos los sectores.

“Challenge Hebdo”: ¿conceder la autonomía a las provincias del sur significaría el fin de la presencia económica del Estado?

Khalihenna Ould errachid: en el marco del capitalismo, el Estado tiene sus responsabilidades ya que tiene que seguir protegiendo a los débiles. Esta política social tiene que seguir existiendo a lo largo de los primeros años de la autonomía, a través de la repartición económica o de ayudas particulares. Cuando el régimen de autonomía empieza a desarrollarse, estas provincias van a crear los recursos necesarios y, entonces, el Estado no estará obligado más a presentar ayudas sociales.  Es lo que ocurre en la mayoría de los modelos de autonomía a través del mundo, como en España, por ejemplo. A principios de la declaración de Andalucía, Islas Canarias y Cataluña como comunidades autónomas, el Estado ayudaba. Pero hoy en día, estas regiones producen una riqueza a nivel nacional y son un modelo de desarrollo económico a nivel internacional.

“Challenge Hebdo”: ¿qué privilegios fiscales debería ser abolidos por la autonomía?

Khalihenna Ould Errachid: no hay ningunas ayudas dedicadas a las provincias del sur. Es una idea errónea. Los privilegios fiscales no son generales. Todos los funcionarios que trabajan en las provincias del sur pagan el impuesto al ingreso. Asimismo, el impuesto sobre el valor agregado es ya obligatorio para todos los proveedores. Sin embargo, los saharauis se han librado de los impuestos sobre la propiedad de edificios, el impuesto  profesional, los impuestos urbanos y los impuestos de edilidad.

Es una problemática que debe ser tratada en el marco de la autonomía. Hasta ahora, no se ha tomado ninguna decisión en este sentido.

Fuente: MAP
- Noticia relativa a la cuestión del Sáhara Occidental-

 

 El Sitio no es responsable del funcionamiento y del contenido de los enlaces electrónicos externos !
  Copyright © CORCAS 2024